Eliminar las inyecciones de insulina gracias al trasplante de células

En la diabetes tipo 1 el sistema inmunitario destruye las células.

En la diabetes de tipo 2, las células no absorben suficiente glucosa.

Cuando aumentan los niveles de glucemia (azúcar), las células beta del páncreas liberan insulina.

Médicos mexicanos desarrollaron un procedimiento con células madre que permite que los pacientes vuelvan a producir insulina con inmunosupresores.

“No decimos que la enfermedad quedó curada, sino que las células entran en remisión, porque el defecto de la producción de los anticuerpos tiene que ver con la genética y eso no se lo podemos cambiar con el trasplante, pero sí podemos lograr que dejen de producir anticuerpos y esto le da una pausa a las células que producen insulina para volver a funcionar”, dijo el doctor Fernando Lavalle González, responsable de la investigación.

Sin la insulina, el organismo no puede utilizar la glucosa (azúcar), ésta se eleva en la sangre y las células comienzan a quemar las grasas para obtener energía. A los pocos días, se desarrolla un trastorno llamado cetoacidosis diabética, que puede llegar a ser mortal si no se trata.

Se están llevando a cabo ensayos clínicos con dispositivos/cápsulas que protegen a las nuevas células beta del sistema inmunitario del paciente.

En el estudio siete pacientes ya lograron suspender el uso de insulina completamente, lo que les ayudará a mejorar su calidad de vida.