Espirulina. Un superalimento

Espirulina. Un superalimento

La espirulina proporciona proteínas de alta calidad con todos los aminoácidos esenciales. Especialmente indicada para los vegetarianos, deportistas y personas mayores.

Qué es la espirulina?

La espirulina tiene forma de espiral, es una alga unicelular, cianobacteria del género Arthrospira, de color verde.

Existen dos especies, la Spirulina Máxima y Spirulina platensis.

 

Con un alto contenido proteico, de ácidos grasos esenciales, así como vitaminas y minerales.

Se obtiene de zonas desérticas y en zonas de agua alcalina.

Para qué es eficaz tomarla?

Eficaz en casos de anemia, desmineralización y agotamiento. Ayuda a recuperar la forma física, la energía y la vitalidad y a desintoxicar el organismo.

 

Qué contiene la espirulina?

Presenta pigmentos:

Clorofilas (responsable de color verde, precursora del hierro)

Betacaroteno (precursor de la vitamina A)

Ficocianina (responsable de color azulado que favorece el funcionamiento hepático ya que se asocia con la bilirrubina)

Aloficocianina, aporta numerosas propiedades y beneficios.

 

Aporte vitamínico y mineral:

Vitamina A, E y B1, B2, B12.

Minerales como el zinc, magnesio, calcio, manganeso, selenio y hierro.

 

 

Propiedades y beneficios

Acción antioxidante: Capta y neutraliza radicales libres resultantes de reacciones químicas del organismo.

Protector frente a patologías asociadas al estrés oxidativo y envejecimiento celular como las cataratas, el cáncer, alzheimer

Reduce los procesos inflamatorios.

Detoxificante: A nivel del hígado, gracias a la asociación de la ficocianina con la bilirrubina y a nivel intestinal, gracias a la acción prebiótica de la parte de fibra que favorece el crecimiento y desarrollo de bacterias de la flora colónica,

Evita las intoxicaciones por metales pesados por la captación y absorción de los mismos.

Pérdida de peso.

Gracias a su alto aporte vitamínico y mineral evita la aparición de astenia asociada a déficits calóricos.

Protección cardiovascular: Los ácidos grasos esenciales están directamente relacionados con mejoras en el perfil lipídico, disminuyendo los niveles de colesterol y aumentando HDL por estimulación de receptores intracelulares.

Mejora procesos de circulación y coagulación sanguínea. Además, reduce la presión arterial, factor de riesgo y detonante de enfermedad cardiovascular.

Neuroprotector: La vitamina B1 es precursora de la acetilcolina, una molécula química implicada en la transmisión nerviosa. Los ácidos grasos esenciales están implicados en desarrollo y mantenimiento neuronal y cognitivo. Esto contribuiría a la prevención de enfermedades neurodegenerativas como el Parkinson y el Alzheimer.

Función inmune: Se ha visto en animales que el consumo de espirulina puede aumentar la producción de anticuerpos así como mediadores implicados en combatir procesos infecciosos y/o procesos crónicos como el cáncer. No obstante, no es del todo seguro, ya que, esto no se ha comprobado en humanos.

 

 

 

 

Contraindicaciones y efectos secundarios

 

Efectos secundarios incluyen náuseas, diarrea, dolor de cabeza y alergia.

Personas con enfermedades autoinmunes como esclerosis múltiple, artritis reumatoide, lupus… ya que, podría empeorar los cuadros de estas enfermedades.

Personas que estén tomando fármacos inmunomoduladores.

En embarazo y lactancia su consumo debe consultarse con el obstetra para verificar si se cumplen las condiciones establecidas para poder tomar espirulina.

Personas con fenilcetonuria, enfermedad que se caracteriza por alteración en la asimilación de fenilalanina como consecuencia de un déficit enzimático (fenilalanina hidroxilasa).

En caso de tener hipertiroidismo (por contenido en yodo) y/o insuficiencia renal.

 

Altas dosis

Síntomas gastrointestinales leves-moderados como náuseas, vómitos, dolor estomacal, estreñimiento o sed.