Frenar el alzheimer

Frenar el alzheimer

En la actualidad, la única arma con que cuenta la medicina contra el Alzheimer son los inhibidores de la acetilcolinesterasa, una enzima que degrada los neurotransmisores responsables de la memoria.

Los síntomas de la enfermedad de Alzheimer:

Pérdida de la memoria.
Distanciamiento de los amigos y los familiares.
Problemas para realizar tareas que antes resultaban sencillas.
Dificultad para resolver problemas.
Cambios de ánimo o en la personalidad.
Problemas en la comunicación escrita u oral.
Desorientación o confusión de lugares, personas o eventos.
Cambios visuales, problemas para entender las imágenes.

La enfermedad de Alzheimer causa problemas de memoria, el razonamiento y la conducta.

Está demostrado que ser físicamente activo ralentiza e incluso corrige la evolución de muchas alteraciones cerebrales

Retos a tu mente. Puedes leer, hacer pasatiempos, sudokus…

En la actualidad se impulsan terapias alternativas como la psicoterapia, la terapia cognitiva y el ejercicio físico, que han demostrado su potencial

A día de hoy sabemos que el ejercicio físico modula orgánica y estructuralmente el tejido cerebral a través de diversos mecanismos biológicos como el incremento del número de células nerviosas.

La salud del cerebro empieza por el corazón. Evita tener la presión y el colesterol altos

Como detectarlo:
Antecedentes médicos familiares
Examen neurológico
Pruebas cognitivas para evaluar la memoria y el razonamiento
Imágenes del cerebro

Aunque el riesgo de padecer esta demencia posee un fuerte componente genético, el alzheimer también puede ser modulado por factores modificables como el estilo de vida.

Evita las grasas saturadas y los azúcares añadidos.

Las personas mayores de 50 años con depresiones resistentes o no tratadas tienen una mayor probabilidad de desarrollar la enfermedad de Alzheimer.