Miomas uterinos: Diagnóstico y tratamiento.

Miomas uterinos: Diagnóstico y tratamiento.

¿Qué son los miomas uterinos? o ¿Qué es un fibroma en el útero?

Son tumores que crecen en la matriz de la mujer en la pared del útero y que derivan de los miocitos. Estos crecimientos normalmente no son cancerosos, son benignos.

En muchos casos pueden causar la infertilidad

En la mayoría de los casos suelen ser múltiples, pero también pueden presentarse de forma única. Proceden todos de un único miocito aunque se desconoce si, únicamente por esta alteración, pueden generarse los miomas.

Los miomas o fibromas pueden encontrarse en el cuerpo uterino, en el cuello del útero o cérvix.

 

¿Que causa los miomas uterinos?

Sus causas exactas aún son desconocidas para los especialistas. Podrían ser la propias hormonas.

Como se presentan los miomas, tamaño…

Pueden ser de dimensiones muy diferentes, microscópicos o de un tamaño que ocupe todo el útero.

Dentro del factor hormonal, existe una relación directa con la progesterona, como hormona que ayuda al crecimiento de los miomas.

 

¿Cuales son los síntomas?

En la mitad de los casos, los miomas uterinos no presentan síntomas y, en el resto de las pacientes, estos suelen ser muy variables, dependiendo de la localización, el tamaño y la dirección de crecimiento del tumor.

Síntomas:
Podrían darse sangrado menstrual con hemorragias uterinas anormales
Dolor pélvico incluso con calambres pélvicos.
Aumento de peso.
Por torsión del mioma
Degeneración del mismo
Por rotura del mioma submucoso pediculados y expulsado por la vagina
Sensación de presión en el estómago y síntomas de compresión aunque esto depende del volumen y la localización del mioma.
Micción frecuente o aumento de la necesidad de orinar
Estreñimiento.
Complicaciones en el embarazo y en el parto.
Dolor durante las relaciones sexuales.

 

¿Los miomas uterinos pueden ser cancerígenos?

Sólo un 0,5 por ciento de los miomas se convierten en tumores malignos en las mujeres llamados sarcomas.

 

¿Como detectar los miomas?

Hay posibilidad de hallar miomas durante el embarazo al
Detectados al realizar ecografias

 

¿Como prevenir los miomas?

Controlar o evitar el sobrepeso u obesidad. Con un control básico de dieta saludable baja en grasas, y realizando ejercicio con regularidad.

Es recomendable que realizar revisiones periódicas para detectar la existencia de miomas de forma precoz u observar su desarrollo en el caso de que surjan.

 

¿Que tipos de miomas existen?

Los miomas submucosos: Son aquellos que nacen y crecen bajo el endometrio o capa interna del útero.

Los miomas intramurales: Se desarrollan en la pared del útero y pueden provocar periodos menstruales con sangrado abundante o que éste se produzca entre ciclos.

Los miomas subserosos son aquellos que se desarrollan bajo la capa externa del útero y, al crecer, pueden provocar dolor o sensación de presión.

 

¿Como diagnosticar los miomas?

Examen pélvico, que mostrará cambios en la forma del útero.

Ecografía, a través de ondas, una imagen más definida del útero.

Resonancia magnética emplea imanes y ondas para crear imágenes del mismo.

Histeroscopia a través de un tubo que se introduce en la vagina para poder observar directamente el útero.

 

¿Hay tratamiento para los miomas?

Dependiendo de la evolución de los miomas y para tratar los síntomas, las opciones son varias:

Anticonceptivos que ayudan a controlar los periodos menstruales abundantes.

Dispositivos uterinos que secretan hormonas denominadas progestágenos y que contribuyen en algunos casos a reducir el sangrado abundante.

Los suplementos de hierro resultan importantes en el caso de que la paciente pueda sufrir o ya padezca anemia por el sangrado excesivo.

SPRMS (moduladores selectivos del receptor de la progesterona): es una forma de tratamiento reciente que bloquea los receptores de la progesterona a nivel del mioma. Reduce el volumen de los miomas y también el sangrado excesivo.

Análogos de la GnRH: Actúan bloqueando la síntesis de hormonas femeninas (estradiol y progesterona). Controlan el sangrado y reducen el volumen del mioma, aunque su uso esté limitado en el tiempo a causa de los efectos secundarios que presentan.

Cirugía
El tratamiento dependerá de factores como la edad, el estado de salud, los síntomas o si la paciente se encuentra embarazada.

La histerectomía es la forma de tratamiento quirúrgico más usual y se puede realizar por vía abdominal o vaginal. Es una cirugía que se basa en la extirpación del útero de la mujer y puede realizarse por completo o sólo una parte.

Esta intervención puede realizarse a través de una incisión quirúrgica única en el abdomen o en la vagina, o bien, tres o cuatro pequeñas incisiones con el fin de introducir un laparoscopio.

Otro de los procedimientos usuales es la miomectomía, que consiste en extirpar solo el mioma; y es el procedimiento quirúrgico de elección para las pacientes que quieren preservar su fertilidad. El tipo de intervención dependerá de la ubicación y el tamaño de los miomas.

El riesgo que presenta esta terapia es la formación de cicatrices y adherencias que pueden afectar a una fertilidad futura. También conlleva el riesgo de que se presente un sangrado excesivo, lo que implicaría una histerectomía.

En el caso de que la paciente esté embarazada, es posible que estos miomas crezcan. Este crecimiento está provocado por el aumento del flujo sanguíneo y de los niveles hormonales aunque después del nacimiento del bebé suelen volver a su tamaño inicial.

espaciopublicidad     espaciopublicidad